martes, 28 de octubre de 2008

Vientos de Octubre

Iniciaron los vientos, el lunes amaneció haciendo viento, y poco a poco va subiendo velocidad.

Antes estos vientos de octubre se combinaban con el termino de clases, y salíamos a volar piscuchas o cometas, como ustedes también las conozcan. Eran tardes de diversión sana, sin necesidad de ver comics de guerra o de pelea.

Empezábamos el ritual buscando las varitas y los plásticos o papel de china, luego buscando el cordel o el hilo de nylon, el pegamento o engrudo y otros truquitos mas para hacer resistente o veloz a su “ave voladora”. Cada quien prefería si quería una piscucha “con cola” y si le ponía flecos. Algunos ya compraban hecha la cometa, las vendían en las tiendas o los chalets.

Todos con piscucha en mano, nos dábamos la tarea de buscar el lugar adecuado, arriba, donde se siente mas el viento y estuviera libre de los postes del tendido eléctrico.

Cuando se iniciaba el vuelo eran las bromas porque casi siempre había alguna que no subía, se ayudaba subiendo la cometa haragana y luego se entregaba al dueño ya cuando estable arriba, bailaba de lado a lado.

Luego de eso y como si de algún tipo de código se tratase (la tranquilidad en la juventud no es una característica) empezaba el juego “echando la vaca”, casi siempre una de las cometas terminaba lejos, en algún árbol o en algún territorio desconocido.

Con el final de la tarde, la luz del sol se iba apagando poco a poco y al mismo tiempo las piscuchas bajaban, para que cada cipote feliz enrollara su hilo en la manivela, bajara de la loma, y regresara a casa. El paisaje era estupendo, ver el atardecer cambiando los colores.

¿Recuerdas esos tiempos?

2 comentarios:

Clau dijo...

ay las piscuchas...eso extraño de la época escolar...o de las vacaciones escolares.

ahora, dónde puede uno volar una piscucha libremente, sin que lo asalten y sin que se le trabe en nada? si sabes me decis, que ando buscando un sitio para ir con mi peque.

Antes íbamos a un parquecito, pero muy diestra en subirme a los árboles no soy y se me rompieron varias queriendo bajarlas...y como ahora ya no valen 0.25 de colón, pues...

con los vientos, hasta en eso hemos cambiado, yo me acuerdo que en octubre nada que ver con lluvia y ahora hasta resulta haber llovido más que en el resto del invierno sólo en octubre.

Carlos dijo...

Clau para volar piscuchas con tranquilidad los parques son buenos lugares, aún hay viento en noviembre. Disfruta!