viernes, 19 de junio de 2009

De algunas formas

El cerebro humano está programado, por costumbre, para leer lo que sea en cualquier sitio.

Siempre se han usado camisetas con mensajes… pero en las camisetas masculinas, los mensajes se reparten por toda la parte de adelante y los mensajes en la ropa femenina están estratégicamente colocados.

Si una mujer se pone una camiseta con un mensaje en el pecho, o un pantalón con un mensaje en el parte trasera… ¿Qué nos estará provocando?

2 comentarios:

pokatushki dijo...

Jaja, recuerdo mi camiseta para la playa donde en el pecho era escrito YES, y en el parte trasera - NO. En aquel tiempo me parecía que esto es guay, pero yo tenía no más que 16 años... Imagino como era tonto. Ahora no vestiría algo parecido. Pero una vez para la broma hice un encargo de la camiseta para mi esposo con el dibujo del conejo sin una oreja y con un mensaje: la felicidad es no en las orejas sino en cantidad de ellas... Pero él dijo que lo vestirá sólo en casa:)

Carlos dijo...

Jajaja que bien! ¡Me captaste la idea! De hecho esos mensajes estratégicamente colocados, hacen que un hombre se quede pensativo después de leerlos, cuando me doy cuenta de eso, me da risa! :)