viernes, 21 de noviembre de 2008

Las conductas...

Hay quienes los subrayan. Quienes escriben sus márgenes con bolígrafo. Quienes llegan incluso a destacar con marcador fluorescente párrafos enteros. Quienes doblan las puntas o estiran las solapas para marcar hasta dónde llegaron o qué páginas merecen visitarse otra vez. Quienes son capaces de dejar el libro abierto, boca abajo, en cualquier parte (cocina, patio, piso del dormitorio, baño) sin importar que la encuadernación se venza o que el interior quede —así— más expuesto a manchas o arrugas insalvables. Hay quienes manipulan los libros como si trataran con meros transmisores de texto.

Otros no: otros pasan una página tras otra con el primor de quien trata con una reliquia. Quienes ven delante de sí no sólo un contenido, sino un objeto, y un objeto venerable. Ellos enderezan las puntas de las tapas, si por algún percance se torcieron. Ellos procuran no abrir de par en par el libro para no forzar la encuadernación. Ellos usan señaladores (elegidos con cuidado) para marcar dónde retomar la lectura. Y, si quieren destacar ciertas páginas ya leídas, ellos insertan pequeños papeles, tal vez incluso esos que vienen con una parte adhesiva y que compraron exactamente para este fin. Ellos nunca harán nada que hiera el libro; nada que mancille sus cubiertas o su interior, nada que no pueda quitarse y dejar el libro casi en el mismo estado en que se adquirió. Ellos, es como si leyeran con guantes.

¿Que les parece?

5 comentarios:

Masare dijo...

Mis libros han pasado por todas las cosas que mencionaste, desde tener que doblarle una puntita a la pagina , hasta meterle una moneda entre las paginas, pero siempre los trato con mucho amor.
Tonto el que presta un libro y mas tonto el que lo devuelve.

Daniel dijo...

Masare... esa frase es exquisita y da valor a la experiencia de los que perdimos libros así. Aún me golpea el préstamo y posterior extravío de algunos de mis clásicos Latinos a manos de unos primos.

Yo he maltratado mis libros porque siendo honesto soy poco delicado con ellos como con muchas cosas más. Por costumbre de estudiante en la universidad me quedó la manía de resaltar y hacer anotaciones relativas entre leyes, libros técnicos y literatura afín.
Es que hay tipos de libros Carlos y segun yo lo veo unos se prestan para utilizarlos así pero otros no. Yo no me imagino marginandole una nota probatoria o relacionada con a Saramago por ejemplo pero si me es fácil hacerlo en el hombre y la tierra... no se si entiendes mi punto pero es basicamente eso.

Clau dijo...

Yo soy más bien del segundo tipo...tengo toda mi colección de Isabel Allende y Jonh Grisham en el mejor lugar de mi librera, con la esperanza que un día los lean mis hijos.

No me gusta esa frase, porque uno no siempre puede comprar los libros y a mí sí me gusta que me los presten porque yo sí los devuelvo...pero todavía me duele un cuaderno de biología que presté y no me devolvieron nunca.

No me parece que ningún libro sea digno de mancharse, a menos que se haya creado para eso.

Yo lo que tenía para los didácticos era un cuadernito hecho de medias hojas de bond, anillado, para ir tomando notas de las partes importantes y en qué página las encontré.

Soy lo que se diría, una amante de los libros

saludos, chicos =)

Carlos dijo...

Masare, gracias por comentar, de hecho asi se me perdieron algunos libros, por prestarlos...

Daniel, buen dato, de hecho al llegar a la U me resistía a subrayar algunos textos, por ejemplo las Declaraciones sobre normas de auditoría, si lo hice, pues se facilita el aprendizaje realizando anotaciones y referencias. Las leyes casi siempre las comento en electrónico, aunque tengo de recuerdo algunas anotaciones.

Clau, al inicio opté por un cuadernillo donde especificaba las referencias legales técnicas, frases de libros, entre otros, el problema se me generó cuando en la U no me dejaron entrar el cuadernillo, dizque era copia!...

Una suposición temeraria a mi parecer :)

Saludos y feliz sábado.

Clau dijo...

copia???? y qué otra cosa iba a ser????
de cuándo a acá han dejado entrar libros a los parciales? como no ja ja ja ja