lunes, 13 de abril de 2009

Saliendo de prisa

Cuando hace mas de 10 días, escribí que estábamos en la antesala de un fin de semana largo, jamás me imaginé lo que sucedería.

Era un viernes, me transportaba hacia casa, recibí un mensaje de mi amiga, le devolví con una llamada casi de inmediato, me hizo una propuesta de visitarla y conocer su ciudad natal, regresar a media semana, aprovechando la semana de vacaciones. Como pueden deducir; acepté con el mayor de los gustos.

Al llegar a casa, empecé las actividades: Tenía que realizar las tareas de limpieza en los 4 acuarios que poseo, una tarea que lleva tiempo y paciencia. Además no poseo comida de vacaciones para mis peces, así que prepare bolsa por bolsa, la comida diaria de cada uno de los acuarios para que mis mascotas no sufrieran mi ausencia.

Llegué a la medianoche del viernes, dormí y al amanecer reinicié la limpieza del acuario pendiente. Llamé a mi hermano y le encargué de alimentar cada una de las variedades (pues algunos peces son gustosos y solo comen comida especifica)

Entre cambios de agua y limpieza de cristales, la noche avanzó, preparé el equipaje y los aditamentos: Recargué baterías, busqué el segundo celular, hice respaldo de las imágenes de la cámara, empezar a ordenar vestuario, entre otros.

3 comentarios:

pokatushki dijo...

Oh, esto es parece a mi preparación antes para vacación: por la noche última y todo el mismo, pero en cuanto a mis conejos:) La último viaje a Egipto se ha complicado también por el traslado nocturno en taxí de los conejos del apartamento arrendado a el mio, por razón de la reparación recientemente que ha acabado en mi vivienda a últimos días delante de vacación... Pero pienso que en caso con peces todo es más difícil;)

Carlos dijo...

Ohh, pues creo que es casi igual, pues a los conejos les gusta fabricar cuevas. Con los peces me recomendaban que los dejara sin comer, pero al regresar todos están saludables. Mi hermano también los cuidó.

Saludos Iana =)

pokatushki dijo...

¡Cavar la madriguera en la jaula de plástico es una ocupación no de fáciles! Saliendo para 2-3 días, los dejamos sin cuidado, pero dejamos en las jaulas mucho heno, cereales, hortalizas frescas y manzanas, y el agua. Hablan, los conejos no viven sin comida más de uno día. Pero habiendo quedado en la soledad, como si comprenden que más de comida no seguirá, comienzan a comer más es económico:) Pero cuando estoy en casa - pueden devorar todo por una vez.
¡Saludos!